Reseña: LOS HIJOS MUERTOS

“Los hijos muertos”. Ana María Matute. Editorial Planeta. Madrid 2014. 632 páginas.

En todos los libros de Ana María Matute leídos hasta la fecha he encontrado, además de su buenísima escritura, tintes de ternura, de fantasía, de humor, aunque aparecieran mezclados con historias que poco tenían de felices.  En “Los hijos muertos” si hay una pizca de esos tintes, no he sido capaz de encontrarlos.

Una novela densa, oscura, fría como la época (primera mitad del S.XX) y la neblina del bosque (el omnipresente bosque en la obra de Matute) que le sirven de escenario; como las dos historias descarnadas (quizás cuatro, quizás una por cada personaje) que se cruzan en las páginas de esta novela. Hasta la lectura se hace oscura y demasiado densa por momentos, ¿por contagio?

Y pese al frio, y a la frondosidad del bosque, hay algo que te empuja a atravesarlo.

“Los hijos Muertos”, pertenece a la primera época de la escritora, y fue Premio de la Crítica en 1958 y Premio Nacional de Literatura en 1959.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: