FotoRelato: FINAL DEL VERANO

Atraviesan la arena como dos funambulistas, sin más barra de equilibrio que sus aperos de playa.

Hoy no los acompaña su nieto; no estará pendiente de ellos, no los incordiará insistiendo en que no naden a la hondura; no los atosigará con sus propias inseguridades.  

Entran juntos al agua sosteniéndose el uno en el otro, amarrando sus brazos flácidos, sus cuerpos blandos, como quien se aferra a un cabo.  En otro tiempo debieron ser imponentes, atractivos. Todavía lo son: bellos, pese a su decrepitud.

¿Cuántos años llevarán juntos? ¿60?, ¿más?, ¿una vida?

En el agua, dos cabezas que se zambullen y los brazos rítmicos y acompasados de dos nadadores expertos. Dos peces felices a sus anchas en un mar inmenso.

Dos sillas esperan en la orilla; sus sombrillas fucsias, mínimas y encendidas a modo de faros orientan el regreso.  Resisten a un sol que, aunque parezca el mismo de siempre, ahora, temeroso de su propio crepúsculo, solo habla de pérdidas y finales.

Final del verano, quizás el último.

Fotografía: Septiembre 2001 – Cabo de Palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: