Diario Vírico (15): OJALÁ ALEGRIA.

Isabel

Covid-19: 28-3-2020

Décimo quinto día de confinamiento.  ¡Cumplida la primera quincena! Hace un día bonito, el cielo se ha despejado. Hoy toca fiesta.

Una amiga me envía su foto vestida de primavera, de colores, de buen tiempo. Es su particular recuerdo y homenaje a su madre, de la que aprendió que no hay mejor instrumento para afrontar la vida que la alegría. ¡Y qué suerte poder compartirla con ella!

En casa estamos de cumpleaños. Este año toca una celebración distinta, con lo que tenemos a mano, sin compras, sin salidas ni encuentros familiares. Toca volver a lo esencial, a las pequeñas cosas, a disfrutar de lo que tenemos y de lo que compartimos, a vestir de fiesta lo cotidiano sin más expectativa que la propia vida.  Mantel y vajilla de fiesta, botellita de vino, y plato simple pero sustancioso. Las felicitaciones han llegado a montones. He cortado una flor de la terraza, y he acabado un poema que llevaba tiempo esperando la ocasión para llegar a su destinataria. Una “posia” que pretende ser regalo y deseo a la vez:

Ojalá

Ojalá el día

nos amanezca

con el sueño cumplido

y las caricias gastadas.

Ojalá el día

nos amanezca vivas.

Ojalá las puntas de los chuzos

atraviesen tu alma

y la rieguen para siempre.

Ojalá le florezca un cerezo.

Ojalá la verdad nunca te duela,

la mentira no te roce,

silencio y palabra

cómplices, espanten tus miedos.

Ojalá siempre quede un resquicio para la luz,

un hueco para el viento

una semilla para la tierra

una música para tu soledad.

Ojalá.

Al final del día me envían una canción de las que me esponjan y me dejan el corazón chorreando: la “canción de las simples cosas” en la voz de Mercedes Sosa: “Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida”. Acaba el día como empezó: con un canto a la alegría.  ¿Hay algo más transgresor que la alegría? ¿Puede haber mejor trinchera?

Pasados estos primeros quince días, quizás el diario se vaya espaciando en el tiempo, porque como me ha hecho ver una amiga, tampoco hay que centrarnos tanto en lo que nos está haciendo el cochino coronavirus.

¡Día de celebración, palabras y música!

#QUÉDATE EN CASA. ¡Todo irá bien! > ¡Vamos a poder! > ¡Todo Pasa! > ¡Saldremos de esta!… pero no todos.

La fotografia es de mi amiga vestida de primavera

Por si os apetece escuchar la canción de las simples cosas:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: