LLÁMALO CÁNCER

 

LLamalocancerdef

Hay realidades que no desaparecen por mucho que nos empeñemos en ignorarlas o silenciarlas. Taparnos los ojos no las hace desaparecer, tampoco evitar su nombre.  Y sin embargo, por años que pasan, seguimos evitando llamar “Cáncer” al cáncer. Dicen que aquello que no se nombra no existe, pero desgraciadamente siempre hay excepciones para toda generalidad, y esta es una de ellas.

El cáncer llegó y se quedó a medida que creció nuestra esperanza de vida; no tiene intención de desaparecer, cada día se diagnostican nuevos casos (277.394 en 2019, más de 700 al día), y la tendencia es al alza. Del otro lado de la balanza, la prevención sigue salvando vidas, la investigación consigue terapias más eficaces, más personalizadas, capaces incluso de cronificar la enfermedad.

Y sin embargo seguimos evitando llamar a la enfermedad por su nombre, evitamos hablar de ella, en la medida que la consideramos sinónimo de muerte, esa palabra tabú que hemos proscrito del vocabulario y de la vida, por mucho que sea parte inherente de ella. Y es que no resulta fácil hablar de cáncer, aunque tantas personas lo superen, y tantas podamos vivir una larga vida.

La palabra cáncer se utiliza ahora como insulto. Todavía hoy los medios de comunicación no se han quitado la ridícula coletilla de “una larga enfermedad” para evitar nombrar a la bicha. No son pocas las personas afectadas que inventan nombres extraños para mentar lo que les pasa, quizás en un intento de exortizar sus miedos.

El cáncer genera silencio y el silencio es el alimento que nutre la soledad y todos los miedos que se desatan en torno a la enfermedad.

La cura del cáncer no depende de la actitud de la persona, no depende de que pueda vivirlo como unas castañuelas o por el contrario como el instrumento más bajo del mundo. Pero la palabra compartida cura, tranquiliza, alivia el alma, como bálsamo en las heridas. Correr tupidos velos, solo sirve para quitar luz y oscurecer.

El cáncer llega y se queda en las personas, en las familias, en las amistades: aunque sea en el recuerdo, quedan los sufrimientos, los miedos, pero también los aprendizajes, los momentos compartidos con la gente que ha estado cerca, las ganas de comerse a grandes bocados la vida.  Tenemos que aprender a llamar el cáncer por su nombre y apellidos, para poder hacerle frente. Y en esa tesitura no sobra la compañía,

El cáncer no da lo que Salamanca no presta, si no se ha compartido vitalmente antes, la enfermedad no suple el entrenamiento que la comunicación precisa. Es triste vivir un proceso tan complicado, en el que toda la vida se nos pone patas arriba, sin el auxilio de los más cercanos en lo que vives, sientes y temes.

Ayer mismo, un avión sobrevoló durante horas los cielos de Madrid, esperando un aterrizaje de emergencia. La idea de catástrofe con seguridad pasó por la cabeza de todos algún momento. Fue la palabra del piloto, la que les infundió la confianza necesaria, para mantener la calma de la que hizo gala el pasaje en unas horas en las que todos mascábamos la tragedia. Para convivir con el cáncer se precisan palabras que infundan confianza, que espanten las nubes negras. Sobran silencios.

Hoy vuelve a ser Día Mundial Contra el Cáncer, su lema “llámalo cáncer”, no puede ser más acertado.

4 comentarios sobre “LLÁMALO CÁNCER

Agrega el tuyo

  1. Que acertadas palabras, Marí Carmen Palazón, el cáncer se lucha algunas veces se vence, pero es càncer y siempre si lo has sufrido esta ahí, como una sombra que ves cuando caminas de espaldas al sol, esa palabra es sinónimo de muerte, si se combate y sales mejor si te acompaña es un sin vivir continuo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Todas las experiencias nos aportan algo, aunque sean dolorosas. El esfuerzo está en que cancer no sea sinónimo de muerte, hoy el nivel de éxito es altísimo. El reto para mi es vivir el día a día, y disfrutar de él. Todo requiere aprendizaje.

      Me gusta

  2. Que gran verdad dices a través de tus palabras.Al cancer hay que llamarle lo que es .Gracias por dar voz a lo que cada vez más personas lo pasan y lo superan… cancer no es sinónimo de muerte!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias. Aplico en esto un simil taurino: “hasta el final todo es vida”. Hay tantos cánceres como personas lo sufrimos, hoy ya el cáncer no es sinónimo de muerte.
      Pero también tenemos que aprender a morir (cada una cuando toque), como parte ineludible de la vida.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: