#Crónica: EN TRES MINUTOS

 

Españoleto

Me siento a esperar en la repisa del escaparate de la farmacia. Aprovecho para leer. Frente a mí El Españoleto, señala en sentido perpendicular, queriendo intimidar a los estorninos que siembran el caos en el cielo de la plaza y en las copas de los árboles.

Abro mi libro e inicio lectura.

Apenas pasan tres minutos, una pareja mayor, me pregunta por la farmacia de guardia. Juntos buscamos el cartel con las boticas de guardia y ubicamos la del día: seguro es esa. No acaban de tenerlas todas con ellos.  Se van con prisa.

En la replaceta una pareja aparca el coche, bajan, y a paso rápido vienen directos a mí. Me preguntan si hay cerca un tanatorio. Camino con ellos hasta el paso de cebra y les indico la placeta, la calle y el giro a la izquierda. También se van con prisa, no querrán hacer esperar al finado.

En el parque se escuchan todavía las voces de los niños que giran en los columpios.

En mi libro me aguarda un ruso que presuntamente mató a alguien. Leo y espero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: