MicroRelato: VIAJERA

maleta1

Se había acostumbrado a ir de un lado a otro, sin opinar, sin oponerse nunca. Abierta a todo, dispuesta a recibir los golpes que le quisieran dar, asumiendo destinos y horizontes ajenos. Sin criterio, sin resistencia. Soportando pérdidas y olvidos, excesos, malos modos, estrecheces, frio, calor, indiscreción, manoseo.

La costumbre acabó rompiéndole las bisagras. Ese sería su último viaje. ¡Le quedaba tanto por ver a la maleta!.

28/05/2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: