#FotoRelato: SIESTA

Mientras los mayores, derrotados por una comida más que opípara y bien regada, disfrutaban de aquello tan asqueroso (según los niños) que llamaban siesta y que los llevaba a buscar un hueco en el que tirarse de cualquier manera con la boca abierta, los pequeños aprovechaban para zambullirse en aquella pantalla que los tenía atrapados, como exploradores en busca de relucientes tesoros.  ¿Qué esperaban descubrir tras aquel brillo hipnótico? 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: