MicroRelato: PRESENCIA

CasaRoja.jpg

Como todos los años cuando amaneció septiembre, abrió una rendija en la ventana para ver pasar los moros y cristianos, los músicos, la gente, la vida.

Todos están ahí afuera, ¡ya no conozco a nadie!.

La casa está deshabitada desde que murieron los últimos.

Sólo ella la intuye desde el balcón de enfrente.

Nadie más sospecha su presencia.

 

La Casa Roja, es uno de los edificios más singulares y bonitos de Castalla. Nunca la conocí habitada. Cuando éramos adolescentes, las amigas, entramos alguna vez a los bajos, porque allí se guardaba el cañón de los Moros Grocs. La leyenda urbana dice que nunca se habitó. Los locales mantenemos  la esperanza de que el tiempo  y el deterioro no acaben con ella, antes de que alguien la  saque de su silencio.       

                                                                                                             Foto 2ª: Vicente Quiles.

Casa Roja2

26/03/2018

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: