MicroRelato: DRAGÓN SOBRE MANOS

DRAGON.jpg

Atrapado en unas manos que, por amables, le resultaban extrañas. Aún así echaba de menos su pared, su sol, su anonimato, su soledad. Pensó en escapar al primer despiste. No se sentía cómodo, prefería ir a su marcha, a su ritmo, no responder las provocaciones de las miradas infantiles. No era su lugar, le sobraban manos.

10/04/2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: